FRUSTUM /// XABIER BARRIOS

noviembre 21, 2018 at 6:44 pm

El artista Xabier Barrios expondrá estos días en Noáin, Frustum tiene como objetivo reflexionar sobre la forma en que fragmentamos el mundo y la visión. Y como las nuevas tecnologías digitales reconfiguran esos fragmentos para crear nuevas percepciones del espacio y el tiempo.

La exposición podrá verse en la sala de exposiciones del Centro Cultural de Noáin, del 30 de noviembre al 26 diciembre de 2018 en horario de lunes a viernes de 16 a 21 horas.

El viernes 30 de noviembre a las 19:00 tendrá lugar la INAUGURACIÓN de la exposición, en la que contaremos con la presencia del artista que nos mostrará su propuesta expositiva y sus líneas de trabajo.

Xabier Barrios: Doctor en  Bellas Artes por el Departamento de Arte y Tecnología de la Universidad del País Vasco con la tesis titulada “Arte, hibridación y nuevas tecnologías en la era de la información. La composición digital en la imagen como práctica artística”, imparte clase como docente en dicho departamento de la Facultad de Bellas Artes de Leioa. Durante su trayectoria ha expuesto en lugares como la sala Rekalde, Bilbao Arte, El centro Huarte, El Bilbao Exibition Center (BEC), la Ciudadela de Pamplona, la Sala Araba, Getxo Arte, Portalea en Eibar, o el MuVIM de Valencia.

Frustum: “Es la voz latina para “fragmento”, la porción que está entre dos planos paralelos que lo cortan. El término se utiliza a menudo en la industria del videojuego y la animación por ordenador para indicar la porción de mundo virtual que es visible en la pantalla. Aquí se aplica a la fotografía, indicando el imaginario que abarca el objetivo.La instalación parte del dialogo entre los sistemas de representación basados en la imagen sea esta digital o no y el propio entorno, que es referente para la obtención de las mismas. En concreto la acción que desencadena el proceso tiene lugar en el monte Oiz3, donde se intenta “aprehender” simbólicamente un cubo de 80×80 cm3 mediante distintos medios.

A partir de esa idea, voy reflexionando sobre la forma en que fragmentamos el mundo y la visión. Y como las nuevas tecnologías digitales reconfiguran esos fragmentos para crear nuevas percepciones del espacio y el tiempo. Esto acaba afectando irremediablemente a nuestra forma de entender ciertos medios de expresión y aparatos tecnológicos del pasado.

Frustum 43º 13´43´´N 2º 35´24´´0´´ los números corresponden a las coordenadas cartesianas de ese “cubo de aire”. Así, asistimos a una imposibilidad de reproducción del entorno. Una cuestión e la que ciertas certezas, como el hecho de referencialidad y fidelidad hacia este, que se le presuponían a los medios tecnológicos de captación, han devenido en realidades bien distintas en las que se adivina la grieta de la subjetividad, si cabe más ancha ahora que la variabilidad de la “materia” digital y el pixel, en concreto, la han hecho evidente. Tensiones que dentro de la propia obra surgen entre los diferentes espacios, medios y formas de entender y representar ese límite, marcado por un punto de vista eje, monico, puesto en duda por ese cubo de 80×80 cm3 de aire que enmarca el horizonte del monte Oiz, para trasladarlo a un lugar de pensamiento”.

IMAGEN