ENTREVISTA A NEREA DE DIEGO /// Puesta en escena de colección (lab)

octubre 6, 2015 at 2:09 pm

nerea de diego puesta en escena de coeccion(lab)

CENTRO CULTURAL DE NOÁIN: ¿Cuál fue ese momento en que tuviste en tus manos la primera figura de la virgen y supiste que iba a comenzar tu colección? ¿Tuviste una iluminación mariana?

NEREA DE DIEGO: Primero fueron las fotografías, comencé a registrar altares populares en Italia. Estaba de Erasmus en Bolonia y en las calles había muchos altares, llenos de ofrendas. Eso fue lo que llamó mi atención, la virgen no me  ilumino, por supuesto, en la primera foto que tomé ni siquiera se veía. Lo que me atraía, y me sigue atrayendo, era la profusión de flores, velas, exvotos dejados ahí, en la calle, por personas desconocidas. De estos altares populares la gran mayoría son marianos, hay una proporción muy baja dedicados a cristo o a santos. Y eso también me hizo interesarme por esa devoción a la virgen, tan popular y paradójica; y sus representaciones.

La idea de que hay una colección llega después, cuando ya hay una serie.

 

CCN: Durante un mes el Centro Cultural se ha convertido en tu estudio o laboratorio, donde pones y quitas, cuelgas y descuelgas, mueves y organizas tu nutrida colección de imágenes y figuras de la virgen. ¿Crees que conseguirás definir la puesta en escena definitiva de tu colección o este hecho es imposible?

NDD: Por supuesto que no, no es mi objetivo. Todo lo contrario, he encarado el proyecto de este modo precisamente por la imposibilidad de concluirlo. La colección es inconclusa por naturaleza por lo que me resultaba muy difícil imaginar un resultado para mostrarla. Llevo mucho tiempo con ella, a veces aflora más en mi obra y otras está latente, pero está ahí desde hace casi 20 años. En este momento me interesa investigar sobre sus posibilidades, para eso necesito un contexto, la sala de Noain en este caso, en el que jugar con las piezas, ensayar y ponerlas en escena; pero no es una obra cerrada, que se vaya a quedar así. Si la muestro en otros contextos cambiará.

 

CCN: Este uso de la sala de exposiciones como laboratorio  (desordenado e inconcluso) de alguna manera desacraliza el espacio de exposiciones convencional. ¿Qué opinión te merecen las galerías o salas de exposiciones, están abiertas a las nuevas formas que está tomando el arte contemporáneo?

NDD: Resulta difícil generalizar, pero vosotras sois un ejemplo de que sí que están abiertas, algunas al menos. Hay museos y salas con programas con experiencias similares, donde se muestra el proceso, tampoco es algo tan nuevo. Creo que sobre todo depende de los gestores de turno, y los hay con ganas de probar otros métodos y de retar al público y los hay también de los que permanecen muy cómodos en sus puestos. Con las galerías en general es más complicado pero es que el objetivo de la galería es comercial, y esto no hay que olvidarlo, no se puede poner en el mismo nivel una galería y una sala de exposiciones.

 

CCN: Te interesan los signos de religiosidad popular, los altares, los ritos, las ofrendas ¿Tu mirada es estética, etnográfica, antropológica, religiosa-espiritual…? ¿Cuáles son los análisis de tu investigación?

NDD: Probablemente todas y ninguna. No soy antropóloga ni etnógrafa, por lo tanto aunque pueda haber una parte de la mirada con ligeros tintes antropológicos o etnográficos, no tengo ni el rigor ni los métodos que les son propios. El análisis religioso no me interesa, quizás salvo por las contradicciones que conlleva, que siempre me atraen. Tampoco realizo un análisis desde la estética, aunque es un campo al que estoy más próxima y juegue con las formas. Aunque me nutro de textos que abordan el tema desde todas esas perspectivas, creo que en realidad no analizo, en el sentido científico del término, para obtener unos resultados. Más bien es una investigación mucho más intuitiva, que tiene la experimentación y el propio proceso como motores. Voy construyéndome mis propios métodos y no espero llegar a ninguna parte con ellos. Es un juego, y jugando se aprende, y mucho, pero de un modo quizás más inconsciente.

 

CCN: “Puesta en escena de colección (lab)” está compuesta por pequeñas figuras, estampas, amuletos, calendarios y cuadros industriales, pero también muestras dibujos de fragmentos ornamentales de altares y fotografías hechas por ti. Además expones un particular altar portátil que ha sido completado por los visitantes (No sacred place). ¿Prefieres la obra manual, la digital o el ready–made? ¿Tiene alguna importancia hoy en día la fabricación manual de las obras?

NDD: Acostumbro a utilizar cualquier medio, cada pieza, o cada momento, me piden utilizar estrategias diferentes; la verdad, si no lo hago así me aburro. Pero soy muy consciente de que este es mi problema, hay artistas que pasan horas todos los días pintando en su taller y les basta. Me parece estupendo, incluso envidiable, pero a mí no me sirve. Como tampoco me sirve lo contrario. Me lo paso muy bien dibujando, cuando es el momento, pero también en los procesos de esas obras que dices que no tienen una fabricación manual aparente. Visitar durante días un mismo lugar, conocer a la gente que lo habita y grabar un video no es que sea manual, es corporal; es un proceso en el que aprendes mucho.

 

CCN: ¿Quién es más importante para ti y por qué: Antoni Miralda o la Virgen María?

NDD: Jajaja, Aunque parezca lo contrario no soy, en absoluto, idolatra. Miralda es importante para mí porque es un amigo. Como amigo he compartido procesos artísticos con él, de los que he aprendido (y sigo), pero, sobre todo, he compartido buenos momentos y muchas risas. Puede que suene a cliché pero para mí los amigos son muy importantes, como los otros seis artistas de La Comunidad, un colectivo de artistas que realizamos proyectos juntos y que nos conocimos en un taller con Miralda, para el que nos seleccionó. Compartimos muchos de los procesos de Miralda y nos lo pasamos muy bien juntos. A la Virgen no la conozco, no es mi amiga y sobre todo no es una persona, es un mito que me interesa, precisamente, como mito, por todas las posibilidades que ofrece. Es una excusa para jugar, para continuar.

 

CCN: ¿Cuáles son tus próximos proyectos? ¿Tienes alguna colección en mente? ¿alguna residencia en un país lejano? ¿Una nueva colaboración con la Comunidad?

NDD: La colección de vírgenes seguirá creciendo, eso es imparable, pero no creo que comience otra, resulta difícil, y creo que falso, planear una colección.

Al finalizar esta muestra en Noain voy seguido para México D.F., allí tengo una exposición en una galería; es un proyecto muy diferente de este, con piezas ya realizadas durante los últimos años en torno a los cementerios.

También estoy terminando la tesis doctoral.

En cuanto a La Comunidad, estamos inmersos en un proyecto de largo recorrido relacionado con el cerdo, “agravio comparativo”, y la próxima parada está gestándose.

 

CCN: Gracias Nerea por traernos tu colección y tu talento. Ha sido un placer.