ENTREVISTA A CARLA ANDRADE Y LOIS PATIÑO

junio 13, 2013 at 6:13 pm

_MG_8279

CENTRO CULTURAL: ¿De dónde vienes y a dónde vas, en la vida y en el arte?

CARLA: Para mi ambas cosas están unidas… De la vida no se nada; ni de donde vengo, y muchísimo menos a donde voy. La fotografía es mi manera de relacionarme con el mundo, y una necesidad de expresión para entender un mundo del que no entiendo nada.

LOIS: Nací en Vigo, crecí en Madrid y mi formación viene del cine, la psicología y el arte. En mi trabajo y en mi modo de experimentar la vida trato de desarrollar una mayor sensibilidad hacia lo que me rodea.

CENTRO CULTURAL: “4 coordenadas del paisaje” es la exposición que presentáis en Noáin. ¿Cómo se  la explicarías a tu madre?

CARLA: Es una exposición que trata de aunar de forma general todo nuestro trabajo hasta el momento. Hemos pensado 4 conceptos que ambos tenemos muy presentes en nuestro trabajo y de esta forma cada uno de nosotros muestra como entiende e interpreta plásticamente dicho concepto. Para nosotros era interesante ver las similitudes pero también los matices que nos diferencian.

LOIS: Es una exposición que gira en torno a la idea de paisaje, de cómo nos relacionamos con él, y como lo construímos con la mirada. Carla y yo reflexionamos sobre cuatro conceptos que nos parecen fundamentales a la hora de dialogar con el paisaje: la distancia, el instante, la abstracción y la contemplación. A través sus fotografías y mis vídeos tratamos de acercarnos al paisaje desde una mirada poética.

CENTRO CULTURAL: ¿Qué es la naturaleza para ti?

CARLA: A mi particularmente me interesa la naturaleza porque la entiendo como una vuelta a nuestro yo natural, más primitivo  y salvaje y que tiene que ver con el inconsciente. Todo mi trabajo trata de moverse en la realidad insondable, porque es infinita.  Me interesa la dimensión de lo irracional, lo emocional, lo poético. No pretendo hacer ciencia, me interesa el misterio, y la naturaleza lo es.
LOIS: Un espacio vivo, con sus propios ritmos y lleno de misterio. A través de los vídeos trato de acompasar nuestra percepción al ritmo de la naturaleza, situar nuestra forma de experimentar el tiempo a partir del suyo.

CENTRO CULTURAL: Estos  trabajos (videos, fotografías) son la punta de un iceberg, y por debajo hay una gran masa de ideas filosóficas, reflexiones, conceptos. ¿Qué es más importante, lo que se ve o lo que no se ve?

CARLA: Pues precisamente a mi me interesa eso que está a medio camino entre ser y no ser  y por tanto que permanece en ese estado de devenir. La parte invisible es fundamental y es lo que da sentido y razón de ser a lo que se ve, es la metáfora de lo que se muestra; y lo que se muestra es la alegoría de lo interno.  Es lo que da la profundidad, crea las relaciones intrínsecas de las imágenes y las convierten en algo orgánico en donde fluye el movimiento. Así, como ente viviente, es inagotable. No se trata de hacer meros objetos estéticos, aunque en mi caso, la estética y más concretamente la experiencia estética tiene un papel fundamental… Se trata de trascender, de ir más allá de lo que vemos.

LOIS: Siempre es más importante lo que no se ve, lo que se intuye, lo que te sugiere algo sin mostrarlo. Las sensaciones que se desprenden o emergen desde la imagen.

CENTRO CULTURAL: Como pareja ARTÍSTICA: ¿dónde y cómo os conocisteis? ¿Quién sedujo a quién?  ¿Cuándo fue la primera vez?

CARLA: Nos conocimos en  Madrid en el 2009. Yo hacía fotos pero sin ninguna pretensión artística. Lois si que ya se movía en este mundo. Por supuesto, yo le seduje (…) Él vio una de mis primeras fotos y le gustó mucho, así que en cierto modo se interesó más por mi trabajo fotográfico. A mi me sedujo su curiosidad incansable y sus ansías de vivir muchas vidas en una; no pude evitar contagiarme. Enseguida nos dimos cuenta de que teníamos intereses muy similares, y de esta forma nos enriquecíamos el uno al otro, muchas veces de forma indirecta, que para mi siempre ha sido la más interesante.

LOIS: Nos conocimos en Madrid hace cuatro años y descubrimos que teníamos un modo similar de entender la vida y las mismas ganas de vivir aventuras, así que durante estos años nos volvimos inseparables. He aprendido muchísimo de Carla, tiene una sensibilidad y una intuición impresionantes. Y una capacidad de aprendizaje extraordinaria. Durante este tiempo hemos viajado a muchos países: Islandia, Suecia, Turquía, Grecia… Hemos recorrido una multitud de paisajes que nos han ayudado a reflexionar mejor sobre ellos y ha desarrollar una sensibilidad mayor en su contemplación.

CENTRO CULTURAL: ¿Cuáles son tus referentes artísticos?

CARLA: Tengo muchos y cada día surgen nuevos. Pero por ejemplo, y por el proyecto en el que estoy trabajando ahora, son una gran referencia los fotógrafos Bernard Plossu, Masao Yamamoto y Pentti Sammallahti. Los pintores Lee Ufan, Ma Yüan y Kazimir Malévich. El cineasta Peter Hutton… Filósofos y poetas como John Berger, François Cheng, Gaston Bachelard, etc, etc.

LOIS: Hay muchos autores que directa o indirectamente me interesan mucho. Suelo mencionar a cineastas norteamericanos de cine experimental como Peter Hutton, James Bening o Sharon Lockhart porque trabajan sobre la idea de paisaje desde una mirada poética en el caso del primero, y una perspectiva temporal, en el caso de los otros dos. Pero los referentes e insipiraciones provienen de todas partes, trato de que mi trabajo se alimente de diferentes artes. Turner o Rothko en pintura serían unos referentes claros, y los estudios de Bergson sobre la “duración” y el “instante” son ideas que gravitan en mi universo de trabajo.

CENTRO CULTURAL: ¿Cómo es el camino de un joven artista? ¿Hay oportunidades?

CARLA: Es un camino arduo, en el que no hay más truco que el trabajo duro y constante. Obviamente es necesario impregnarte de todo; vivir, leer, aprender, observar, viajar… Las oportunidades existen, cada vez menos, pero existen. Es importante perseguir las metas sin perder el entusiasmo. Yo aprendí a no desilusionarme ni un poco cuando no consigo algo y cargarme de energía cuando lo consigo. No es fácil pero es muy efectivo.

LOIS: Como en todos los ámbitos el camino debe estar impulsado por el entusiasmo y las ganas, sin miedo al fracaso y sin esperar nada salvo mejorar a cada obra que haces. Las oportunidades van llegando, pero no hay que esperarlas ni creer que uno las merece, hay que crearlas. Trabajar con entusiasmo.