ENTREVISTA A ANTONIO BAREA /// UAV-Unmanned Aerial Vehicle–

junio 15, 2015 at 3:04 pm

Antonio Barea

Centro Cultural de Noáin: UAV -Unmanned Aerial Vehicle- recoge tu particular visión del paisaje motivado por los acontecimientos de la historia en los que el hombre es capaz de superar la escala humana y ver el mundo desde otra dimensión. En el proceso de creación de las obras adquiriste un dron ¿Sentiste la sublimación por la experiencia de la vista aérea?

Antonio Barea: Francamente, no. Sin embargo la búsqueda de ese nuevo sehnsucht ha sido apasionante e intensa. Normalmente no busco conseguir objetivos, sino más bien desarrollar procesos o establecer conexiones entre elementos distantes, a fin de cuentas, intento continuar “deseando desear encontrar”. Que aparezca la figura del drone en el proyecto, tiene que ver con una posible similitud  entre  la mirada ante el paisaje, de los paisajistas románticos del s.XVIII y los actuales operadores de drones. En ambos casos, tanto la lejanía del acontecimiento  como la presencia del observador son notables.  Das eismeer, tela de Caspar David Friedrich, previamente conocido como Escena imaginada en el Mar Ártico: barco naufragado entre masa de hielo a la deriva, quizá sea el punto de inflexión entre el observador romántico y el operador de drone. Ambos contemplan la escena del desastre (Naufragio y territorios arrasados), experimentan el paisaje y por supuesto enmarcan la escena, ya sea en el lienzo o en la pantalla.

C.C.N: Si pudieras volver a nacer ¿quién de estas personalidades querrías ser: Le Corbusier, Felix Baumgartner, Gaspard-Félix Tournachon (Nadar), Philippe Petit o David Friedrich? ¿Y por qué?

A.B: En cierto modo, no me gustaría volver a nacer, pues eso implicaría desproveer a la vida de su aliciente más preciado, esa unicidad que nos lleva a afrontarla intensamente. Sin embargo si estaría dispuesto a beberme un coupage  que incluyese la sensibilidad de Friedrich, la perspicacia de Le Corbusier, la intuición de Nadar, el equilibrio de Petit y la valentía de Baumgartner.

C.C.N: La exposición se compone de varias esculturas, fotografías, objetos, dibujos, grabados, vídeos, lo que demuestra que eres un artista versátil y multidisciplinar. ¿Valoras el carácter manual o artesanal de una obra de arte o esto es algo secundario para ti?

A.B: Valoro todo atisbo de creatividad, sea manual, mecánico, informático…etc, desde apilar dos rocas, hasta el más complejo de los sistemas informáticos. Lo que no quiere decir que sea importante a la hora de desarrollar mis proyectos. Me inclino más hacia lo que se representa que a lo  que se presenta. Sin embargo me deleito con el buen hacer de muchos compañeros, que ejecutan trabajos técnicamente impecables.

C.C.N: En el centro de la sala se encuentra la pieza “Bajo/ Dentro” que es una tienda de campaña que podría ser de Decathlon pero está confeccionada con manta térmica para ocultarnos y protegernos de los drones, que no detectarían nuestro calor. ¿Crees que pueda existir un futuro en el que alguien necesite protegerse de esta manera?

A.B: De alguna forma, este “prototipo” de refugio no creo que sirviera de mucho ante un ataque orquestado por drones provistos con misiles, sin embargo tiene un valor simbólico en cuanto a defensa se refiere. Como  describen en http://www.dronesurvivalguide.org/  , con una tela plateada/dorada (manta térmica), podemos entorpecer el rastreo visual de las cámaras de un drone, e incluso escapar de sus sensores termográficos. En cualquier caso el futuro es hoy, y los ataques con drones en zonas de conflicto ocurren a menudo, basta echar un vistazo a https://instagram.com/dronestagram/ para darse  cuenta de que la protección es necesaria, pero no de las máquinas, sino de los hombres que las manejan.

C.C.N: ¿Llegará algún día en el que una madre en vez de coser una bufanda o un jersey para su hijo, le cosa una tienda de campaña anti-drones? ¿O ese momento ya ha llegado?

A.B: En mi caso, ha llegado. Soy consciente de mis limitaciones técnicas y es por ello que en muchas ocasiones recurro a profesionales para realizar según que piezas. Es el caso de Bajo/dentro, un refugio construido en manta térmica (un material muy frágil que dificulta su manipulación, patronaje y unión) Ha sido mi madre la que ha elaborado la pieza, siguiendo mis indicaciones y aportando su saber hacer (Es costurera profesional y  ha trabajado para artistas en otras ocasiones). En cualquier caso, no es la primera vez que he contado con la colaboración de profesionales para la realización de una pieza, pero si la primera vez que mi madre ha intervenido en este proceso. De igual modo, mi padre se ha encargado en varias ocasiones de diseñar y realizar embalajes a medida para varias piezas. Todo queda en familia.

C.C.N: Antonio, has recibido varias becas importantes de producción y tus trabajos se han podido ver en multitud de exposiciones en España y en el extranjero ¿Cómo ves la situación de los artistas emergentes? Existen ayudas para la creación pero ¿ y para los artistas?  

A.B: La situación es la misma que para otros ámbitos como la sanidad, la educación, la vivienda, el trabajo, los bosques, los animales, la cultura, la libertad de prensa…etc. Se nos intenta calmar la sed con agua salada. La solución, quizá sea buscar agua dulce fuera de nuestro territorio.

Sería inconsciente por mi parte, aludir únicamente a la situación de los artistas emergentes, pues considero que la situación de éstos, está estrechamente ligada al funcionamiento de todos los engranajes que componen este reloj suizo que  llamamos sociedad, impulsado por un decadente sistema educativo que no hace sino entorpecer el crecimiento humano y el posicionamiento crítico.

En cuanto a las ayudas para la creación; frecuentemente, suelen ser destinadas únicamente a la producción y no contemplan los honorarios para el creador. Este es un problema de base, de error en la educación, pero no me sorprende en absoluto, no hay nada más que echar un vistazo al régimen general de trabajadores y observar como los artistas están en el mismo régimen que  esos maltratadores animales que llamamos toreros. El día que entendamos que el arte y la cultura (No las corridas de toros) son necesarios para el buen funcionamiento de una sociedad, que la creatividad es trabajo y que el trabajo debe ser remunerado, serán concedidas ayudas acordes a la naturaleza de la producción artística.

C.C.N: Y ahora una pregunta que caerá como una bomba de racimo ¿Cuál es tu próximo proyecto?

A.B:  En estos momentos estoy trabajando en torno a cómo construir una historia, un paisaje, un relieve, a través de derivas, descubrimientos y conexiones en la historiografía. Intento cuestionar la metodología del historiador, el cómo de la construcción de la historia, a través de suposiciones y superposiciones.

 Me gusta decir que se trata de un proyecto por detonación, con epicentro y radios de acción. Es decir, una propuesta que se nutre por serendipias. Que comienza en los bombardeos de 1942 en la ciudad de Rouen, que hila con las heridas en los muros del Palais de Justice, disecciona a Henry Shrapnel, observa al mirlo, fotografía el muérdago, investiga a Charlotte Corday, analiza el plomo, la cerámica, el roble y el azul cobalto, la tempestad, el cielo, el bosque.  Y que utiliza como metodología de acción, la aleatoriedad de la metralla, para construir desde el elemento golpeado, desde la huella y la muesca.

 Está en fase de investigación, pero pronto entraré en producción.

C.C.N: Gracias Antonio, Suerte y Sehnsucht!

A.B: Gracias a vosotros.